Prensa

Columna: el ISP priva a los chilenos del consumo de suplementos alimentarios

By octubre 8, 2019 No Comments

Por Stephan Jarpa y Gonzalo Navarrete

* Directores ejecutivo y técnico, respectivamente, de Alimsa, y ex directores del ISP

El consumo de suplementos alimenticios ha tenido un fuerte aumento en el mundo, pero en Chile la mayor parte de estos productos está de hecho prohibida por las autoridades regulatorias, lo cual priva a los chilenos de acceso libre e informado a estos productos.

En una reciente entrevista en diario Publimetro, el ISP ha hecho explícita esta prohibición basada en un error conceptual, cual es calificar como fármacos los alimentos concentrados y envasados en cápsulas u otros formatos.

Haciendo referencia a la cúrcuma, la jefa de la Unidad de Control Sanitario del ISP ha dicho: ‘La cúrcuma es un condimento. Pero cuando vas a encapsularla y ponerla en un formato farmacéutico ya no es un condimento”.

La cúrcuma es un alimento en cualquier formato en que se presente, ya sea como jugo, en polvo o dentro de una cápsula de gelatina o vegetal. La forma de presentación busca responder a las distintas formas de consumo, pero no cambia la naturaleza del alimento.

Esta distorsión normativa está en la base del problema, ya que las autoridades del ISP califican sistemáticamente alimentos de uso común, como es el caso del ajo, el jengibre y el maqui, como medicamentos, ya sea porque se presentan en un formato “farmacéutico” o bien porque alguien les ha atribuido una propiedad saludable.

¿En que termina todo esto? En que el alimento en sí termina siendo prohibido y se impide a millones de chilenos beneficiarse de sus propiedades nutricionales y saludables.

En efecto, el 5 de abril pasado, el ISP emitió su resolución exenta 1393 que prohíbe la venta de cápsulas de cúrcuma afirmando que “en este producto, el ingrediente vegetal cúrcuma no cumple la definición de colorante ni de especie del reglamento sanitario de alimentos, ya que se encuentra dentro de una formulación farmacéutica”.

Al consultarle a la profesional porqué no se permitía su distribución en cápsula, la especialista explicó que “es muy distinto un alimento en polvo para condimentar que una cápsula en base a ese condimento”. Y agregó: “Además, hay niveles de concentración definidos que deben respetarse”.

Esta referencia a niveles de concentración de la cúrcuma que deben respetarse es inexplicable. No existe normativa ni reglamento en Chile que se refiera a niveles de concentración de los suplementos y, por cierto, no de la cúrcuma.

Además, el reglamento sanitario de alimentos define claramente, en su artículo 534, las formas en que se pueden presentar los suplementos alimentarios: “Se podrán expender en diferentes formas de liberación convencional, tales como polvos, líquidos, granulados, grageas, comprimidos, tabletas, cápsulas u otras propias de los medicamentos”.

La conclusión que expresa la autoridad normativa del ISP en esa entrevista es desalentadora: “No se puede decir que (los suplementos) no son medicamentos, porque decir que sólo son alimentos sería desinformación”.

En decenas de resoluciones del mismo tenor que la de la cúrcuma, la autoridad insiste en su tesis de que los suplementos alimentarios son medicamentos, contradiciendo la norma sanitaria chilena y la literatura científica internacional que define a los fármacos como aquellos productos que indican “una acción terapéutica sistémica».

La FAO describe a los alimentos en cambio como “producto natural o elaborado susceptible de ser ingerido y digerido, cuyas características lo hacen apto y agradable al consumo, constituido por una mezcla de nutrientes que cumplen determinadas funciones en el organismo”.

La confusión normativa del ISP está impidiendo a los chilenos consumir productos que contienen nutrientes útiles para el organismo sobre la base de clasificarlos sistemáticamente como fármacos sin serlo. Queremos animar a las autoridades del ISP a revisar esta normativa y permitir a los chilenos el acceso, bajo estrictas normas de fabricación y responsabilidad, de cientos de productos naturales que son de gran beneficio nutricional.

Alimsa, el gremio que reúne a los productores e importadores de suplementos alimenticios, manifiesta su total disposición a formar una mesa técnica que permita cambiar esta paradoja en favor de un Chile más saludable.

Para ver la publicación original haz click aquí

Leave a Reply